Version: v1.1

Portal Independiente de Información Financiera

Viernes, 28 de Febrero de 2020

banner

Cómo optimizar financieramente el Gordo de Navidad

El pistoletazo de salida a la época navideña no lo dan la el encendido de las luces en las ciudades ni los vestidos de fiesta inundando los escaparates de las grandes tiendas. La fecha más oficial es el día 22 de diciembre o, lo que es lo mismo, el día en que se celebra el Sorteo de la Lotería de Navidad. Al fin y al cabo, son muchos los españoles que llegan a ese día con una pregunta: ¿Y si me toca? De hecho, tanta es la esperanza depositada en ese ¿Y si…? que, según una encuesta sobre Comportamiento Financiero realizada por la empresa de trading eToro, el 34,2% de los españoles considera que la mejor manera para prosperar económicamente es la de la Lotería.

Cómo optimizar financieramente el Gordo de Navidad

Sin embargo, esta opción no solo es algo que se convierte en realidad en muy pocos casos sino que., además, muchos de esos afortunados no son capaces de exprimir al máximo el premio ya que se calcula que el 70% de los premiados se gasta el premio en un plazo de apenas cinco años. ¿Cómo estirarlo al máximo? Abante Asesores y EFPA han lanzado estos días una serie de consejos para optimizar al máximo el premio.

Lo primero que hay que hacer es calcular  realmente a cuánto asciende el premio en sí y la buena noticia es que este año Hacienda se quedará con menos parte del pastel que en años anteriores.  “Para el sorteo de este año se ha elevado de 10.000 euros a 20.000 euros la cantidad a partir de la que se aplica un gravamen especial del 20% para todos los décimos premiados. De este modo, el importe neto del premio ‘Gordo’ de Navidad (400.000 euros por décimo), tras el pago de impuestos, ascendería a 324.000 euros, el segundo premio (con un importe de 125.000 euros), se situaría en 104.000 euros y el tercero, en 44.000 (tras el pago de 6.000 euros en concepto de impuestos). El cuarto y quinto premio, dotados con 20.000 y 6.000 eurospor décimo, respectivamente, quedarían completamente exentos”, explican desde EFPA.

Es inevitable que cuando a alguien le llega un dinero inesperado lo primero que piense es en hacer ese viaje que tenía pendiente o en darse un capricho pero ¿qué se puede hacer con el resto del premio? Un clásico que siempre se escucha a quien es beneficiario de un premio es el de “tapar unos agujeros” para referirse sobre todo a la liquidación de deudas pendientes pero desde EFPA diferencian entre los préstamos al consumo o las hipotecas.

“Resulta recomendable revisar si tiene sentido reducir cualquier deuda o préstamo que hayamos contraído y si es mejor amortizarlo en cuota o en tiempo. Por ejemplo, en el supuesto de que nuestra hipoteca esté negociada a tipos muy bajos y la rentabilidad que podemos lograr con la inversión en determinados productos sea superior, no merecerá la pena. También es importante revisar los contratos para comprobar si existen costes anticipados o comisiones que penalicen la cancelación o las desgravaciones fiscales que dejaríamos de aprovechar. Por ejemplo, si adquirimos una vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013, nos podemos desgravar hasta 9.000 euros anuales, por lo que una amortización del pago de 25.000 euros nos haría perder 16.000 euros en desgravaciones”, advierten.

Más allá de las deudas, otro de los consejos para optimizar bien el premio es el de calcular el dinero que se va a necesitar a corto plazo con el que no. En este último caso, “para maximizar el dinero del premio deberíamos buscar una cartera diversificada, tanto por distribución geográfica, como por sectores y tipo de activos. Además, si contamos con un gran horizonte temporal de inversión, podemos asumir más riesgo con nuestras inversiones, lo que hará que nuestro capital final sea mucho mayor”, apuntan desde Abante Asesores. En concreto, recomiendan destinar al menos un 50% de la cartera a la renta variable si “si queremos superar a la inflación en 3 puntos (es decir, conseguir una rentabilidad anual media del 5%)”.

banner